Boletín n.° 2 (junio de 2017, 1ᵃ quincena)

Contenidos

Editorial
Política
Proceso constituyente de gobierno
Proceso constituyente indígena
Opiniones en medios
Novedades académicas

Editorial

Gobierno no prioriza proceso constituyente. En una entrevista para la revista Caras publicada el mismo día en que en presentó la cuenta anual de su gestión ante el Congreso, la Presidenta Michelle Bachelet defendió los avances de su gobierno frente a la evaluación de la Fundación Ciudadano Inteligente, la que en vísperas de la cuenta anual, sostuvo que el nivel de cumplimiento de su programa es menor al 50 por ciento, enfatizando que las áreas en que más se necesitaba “ponerle el acelerador” era la modificación a la Ley de Pesca y la promesa de nueva Constitución.

El llamado de atención contrasta con lo expresado por la Presidenta en la entrevista, en la que sostuvo respecto del proceso constituyente que “[d]ije que iba a ser un proceso participativo, institucional y democrático, pero era clave no apurarlo“. El discurso frente al Congreso ratifica esa actitud. En él no hubo anuncios nuevos en cuanto al desarrollo del proceso constituyente diseñado por el gobierno, lo que era esperable, dado el grado de avance del proceso en relación con el itinerario trazado en octubre de 2015, así como en atención al tiempo que queda para el término del mandato presidencial actual. Sin embargo, en relación con otros proyectos comprometidos por el gobierno, el desarrollo del proceso constituyente pareció tomar un segundo plano en la presentación de la Presidenta. En efecto, en ella, la mandataria instó explícitamente al Congreso a dar pronto curso a distintos proyectos de ley (despenalización del aborto y reforma educacional, entre otros), pero no hizo lo mismo respecto de la tramitación del proyecto de reforma al capítulo XV, cuya tramitación en la Comisión de Constitución de la Cámara ha sido postergada frente a la tramitación de otros proyectos de ley.  Pese a esto, en la entrevista citada la mandataria afirmó que va “a cumplir con el compromiso de hacer una reforma constitucional para poder hacer una nueva Constitución” y que una vez aprobado el proyecto de reforma al capítulo XV de la constitución vigente “enviaremos un proyecto de ley que implique lo que los abogados llaman ‘la sede’; es decir dónde se discutirá y aprobará esa nueva Carta Fundamental”.

En la misma entrevista la Presidenta ratificó su compromiso de enviar un proyecto de nueva Constitución al Congreso, elaborado a partir de los resultados del proceso participativo de 2016. Esta parte del itinerario constituyente del gobierno es contradictoria con el reconocimiento que las autoridades oficialistas han hecho de que las normas constitucionales actuales no permiten al Congreso dictar una nueva Constitución, sino solo hacerle reformas parciales. Como lo expresó en la entrevista, “la actual [constitución] sólo define la reforma de unas partecitas”. En su participación en un seminario sobre el proceso constituyente realizado en la Universidad Católica, el Ministro Secretario General de la Presidencia Nicolás Eyzaguirre fue claro al respecto, afirmando que “la Constitución actual establece normas para su reforma, pero no contempla un mecanismo para su reemplazo total, como tampoco una sede constituyente para éste. En otras palabras, el Congreso Nacional sólo está facultado para reformar la Constitución, no para crear una nueva”.

Candidaturas presidenciales y proceso constituyente. Más allá de la ambigüedad respecto del sentido de enviar un proyecto de nueva Constitución al Congreso, el Ministro Eyzaguirre lleva razón al afirmar que “va a ser completamente inescapable que el tema constitucional se continúe debatiendo en el próximo Gobierno”. En efecto, en la carrera presidencial ya han aparecido opiniones al respecto, las que seguramente proliferarán a medida que se acerquen las elecciones presidencial y parlamentaria de fin de año. Las posturas van desde quienes defienden el mecanismo específico de la Asamblea Constituyente, como hizo Beatriz Sánchez al ser consultada en un debate televisivo con Alberto Mayol respecto de cuál sería su primera medida de gobierno, pasando por posturas moderadas como la de Alejandro Guillier que reconoce la necesidad de una nueva Constitución pero como medio para llevar adelante un programa de reformas progresistas, hasta la postura extendida en la derecha que llama a discutir en particular sobre el contenido de las reformas parciales a la constitución vigente que pudieran ser necesarias para mejorarla.

Pueblos originarios. Un ámbito en el que la discusión sobre el problema constitucional se enfoca más bien en el contenido,es el de los pueblos originarios. Parece haber un extendido reconocimiento de que la relación entre el Estado chileno y los pueblos originarios exige un tratamiento constitucional. Al menos en ese ámbito se reconoce una conexión directa entre los problemas políticos en torno a la relación con los pueblos originarios y el cambio constitucional. Este reconocimiento está, desde luego, detrás del proceso constituyente indígena, a la vez que diversas candidaturas presidenciales lo han reconocido: desde Sánchez y Guillier hasta Manuel José Ossandón. En la cuenta ante el Congreso, por su parte la Presidenta anunció que el proyecto de nueva Constitución que enviará incluirá “Reconocimiento Constitucional y Participación Política” de los pueblos originarios.

Destaca entre las opiniones recientes en la carrera presidencial la del precandidato del Frente Amplio Alberto Mayol, quien plantea una conexión no solo entre el contenido de la Constitución y la solución a los problemas entre el Estado chileno y los pueblos originarios, sino que sostiene que esa conexión se da también respecto de la forma enq que se elabore la nueva Constitución. En este sentido plantea en particular la Asamblea Constituyente como forma de dar una ‘solución política’ al conflicto.

 

Política

Cuenta Presidencial ante el Congreso. El 1° de junio se realizó la cuenta anual donde la Presidenta hizo un balance y repaso de su gestión durante los últimos tres años de gobierno, además de anunciar las reformas que buscará llevar a cabo en lo que queda de su administración. La mandataria destacó que como país “hemos tenido el coraje de mirar nuestros problemas de frente” al poner en el debate nacional “temas que hasta ahora no habíamos debatido”, como una nueva Constitución, la reforma tributaria, el sistema electoral binominal, la corrupción, y la gratuidad en la educación, entre otros.

Respecto al tema constitucional, Bachelet señaló que “pusimos en marcha de manera democrática, participativa e institucional el Proceso Constituyente. Hemos cumplido nuestro compromiso y lo seguiremos cumpliendo”. Destacó que el proceso participativo del año 2016 fue un hecho inédito  en el país, logrando convocar a más de 200 mil personas para discutir “las bases de la patria común que queremos”. Asimismo, sostuvo que este proceso sigue su curso en el Congreso con la tramitación de la reforma al capítulo XV de la constitución vigente, y que busca permitir la convocatoria a una Convención Constituyente que elabore la nueva Constitución.

Finalmente, se refirió al proyecto de nueva Constitución que enviará a fines de año al Congreso, anunciando que en él se incorporarán las Bases Ciudadanas y los resultados obtenidos del Proceso Constituyente Indígena, con lo cual, según su opinión, “podremos recoger toda la diversidad de voces que habitan nuestra tierra”.

En esta última línea, la Presidenta anunció que con el propósito de “abordar de manera integral los desafíos” de la relación entre “el pueblo mapuche y la sociedad chilena” llevará adelante propuestas que incluyen “la participación, el reconocimiento y nuevas formas de reparación de los pueblos indígenas” para lo cual incluirá “el Reconocimiento Constitucional y la Participación Política Indígena en el proyecto de nueva Constitución que enviaremos el segundo semestre, previa consulta indígena”. [Texto del discurso] 

Encuestas Plaza Pública Cadem: La encuesta de opinión pública Plaza Pública-CADEM número 177, publicada el 5 de  de junio, destacó la nueva Constitución dentro de los anuncios más importantes hechos en la cuenta pública de la Presidenta de la República el 1° de junio. El sondeo concluye que el proyecto de nueva Constitución destaca entre los anuncios más destacados, con el 8% de preferencias, porcentaje similar al que recibió en la consulta el proyecto de ley de despenalización del aborto en tres causales respecto del cual la Presidenta Bachelet llamó explícitamente al Congreso a votar su aprobación. Asimismo, el anuncio sobre nueva Constitución superó en porcentaje a otros anuncios, como  la construcción de la nueva línea 7 del Metro (7%) y el proyecto de matrimonio igualitario (6%). [Link a la encuesta]

Precandidato presidencial Alberto Mayol. En entrevista para el sitio Diario Constitucional, el precandidato presidencial del Frente Amplio se refirió a la constitución vigente, los posibles mecanismos para su reemplazo, y realizó un balance del proceso llevado adelante por el actual gobierno. En cuanto al primer punto, Mayol señala que la actual constitución es ilegítima en su origen, ya que “ocupa toda clase de mecanismos para trabar los procesos de transformación de la sociedad”. Respecto al mecanismo de reemplazo, presentó su posición señalando que “esperamos que de aquí en adelante podamos construir una Asamblea Constituyente que nos dé una nueva Constitución y que valide, legitime un sistema político que tampoco tiene ninguna capacidad de respuesta a las problemáticas de la sociedad”.

Consultado sobre la posibilidad de llegar por vía institucional a la Asamblea, respondió apuntando al Tribunal Constitucional. Previendo que este órgano pudiera declarar que un plebiscito que convoque a una Asamblea esté “fuera de la ley”, sostuvo que “le preguntaría al Tribunal Constitucional ¿quién es el soberano, este Tribunal o la ciudadanía?”, concluyendo qu “[s]i realizamos un plebiscito, ganamos y hacemos una Asamblea Constituyente”.

Finalmente, en cuanto al proceso liderado por el gobierno, sostuvo que “[e]l gobierno no está llevando ningún proceso constituyente”, observando asimismo que “el proceso de reforma que está cursando hoy día” es “un proceso incompleto vacío de contenido, sin el mínimo de audacia política cuando uno quiere hacer un gran cambio en una sociedad”. En esta línea criticó al gobierno sosteniendo que “un proceso al que se le quitó todo el financiamiento para este año no es un proceso constituyente” y que sólo porque se hayan realizado los cabildos no significa que sea un proceso constituyente”. [Entrevista en Diario Constitucional]

Por otro lado, Mayol participó en el programa de televisión “Aquí Está Chile”, en el que, entre otras materias, fue consultado sobre el conflicto entre el Estado chileno y el pueblo Mapuche. En su respuesta, el académico resaltó la necesidad de buscar “soluciones políticas”, y destacó en particular la formación de una Asamblea Constituyente como un elemento de esa solución, en tanto permitiría integrar a los pueblos originarios, a lo que sumó la necesidad de su reconocimiento en una nueva Constitución, así como la declaración en ella de Chile como un Estado plurinacional. [Participación en el programa]

Precandidato presidencial Sebastián Piñera. El precandidato del conglomerado político Chile Vamos participó el 5 de junio en el programa de televisión “En Buen Chileno”, ocasión en la fue consultado respecto del interés por reemplazar la constitución vigente, continuando la discusión iniciada por el actual gobierno. Al respecto respondió que se inclinaba más bien por reformarla y modernizarla. Específicamente, sostuvo que “nosotros no creemos en que hay que partir de cero y refundarlo todo cada vez” sino que “creemos en que hay que ir haciendo perfeccionamientos porque esa es la forma más segura y más sustentable de avanzar, y es lo que quieren todos los chilenos”. Asimismo, sostuvo que el único sector que ha mostrado una propuesta concreta con más de 80 medidas ha sido su coalición, la cual no se ha centrado únicamente en el mecanismo,“sino que en propuestas concretas para mejorar, modernizar y perfeccionar nuestra Constitución”.

Candidato Presidencial Alejandro Guillier. En un evento realizado el 11 de junio en el Teatro Caupolicán, el candidato presidencial Alejandro Guillier, apoyado por los partidos Socialista, Comunista, Por la Democracia, y Radical, entre otros, presentó la líneas programáticas de su campaña. Sugiriendo una continuidad con el gobierno de Michelle Bachelet, identificó nueve ejes de su candidatura sosteniendo que “no retrocederemos un metro en las transformaciones que avanzan”, y aunque entre los ejes planteados no se encuentra la continuación del proceso constituyente, sí afirmó que Chile necesita una nueva Constitución. Por otro lado, uno de los ejes propuestos fue “Pueblos Originarios”, respecto de los cuales propuso su reconocimiento constitucional.

Exministro Burgos. En un evento académico celebrado en la Universidad Católica de Chile, el Exministro del Interior Jorge Burgos se refirió al proyecto de reforma al Capítulo XV de la Constitución presentado por el Gobierno, señalando que era “improbable” que la iniciativa se apruebe durante el período presidencial en curso. Por otra parte, enfatizó que las dificultades en su aprobación aumentarán debido a dos factores: La distribución de escaños en el Parlamento con el nuevo sistema electoral, sumado a los altos quórums legislativos que el proyecto requeriría para ser aprobado. Destacó, en todo caso, la importancia de “un pacto político” para la aprobación de la reforma.

Finalmente, subrayó los potenciales retrocesos que tendría para el proceso constituyente una victoria de Sebastián Piñera en la próxima elección presidencial, ya que es el único candidato que no tiene contemplado modificaciones sustantivas a la Constitución dentro de su hoja de ruta. [Nota de prensa]

Proceso constituyente de gobierno

Reforma al capítulo XV de la Constitución. El proyecto de reforma al capítulo XV de la Constitución enviado por el gobierno, y que busca habilitar la convocatoria a una “Convención Constitucional” sigue en la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara de Diputados. La última sesión en que se trató el proyecto fue la del 11 de mayo pasado, y no hay por el momento sesiones citadas sobre el tema.

Por otro lado, este lunes 12 de junio cerraba el plazo para enviar opiniones sobre el proyecto por medio del sitio web dispuesto por la Comisión como instancia de participación abierta a la ciudadanía.

 

Proceso constituyente indígena

Opiniones sobre el proceso constituyente indígena. La presentación de los resultados del Proceso Constituyente Indígena implementado por el Gobierno durante la segunda mitad de 2016 ha dado pie a diversas opiniones en los medios. Como recoge un reportaje en El Desconcierto, el proceso ha sido tanto criticado como  alabado. Por un lado, el exintegrante del Consejo Ciudadano de Observadores Salvador Millaleo destacó el nivel de participación, el que fue alto en comparación con otros procesos de consulta previos en materia indígena. Asimismo, destacó que en los resultados del proceso “claramente hay un pronunciamiento a favor del plurinacionalismo y la auto determinación”. Según señala el reportaje, Millaleo agrega que “[h]ay muchas críticas, pero haciendo el balance, es valorable, es lo más defendible de la gestión”.

Las visiones más críticas del proceso se encuentran en quienes decidieron no participar en él. Así, por ejemplo, Millaray Painemal, dirigente de la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas declaró a El Desconcierto: “No quise participar en el proceso de consulta, sentí que era para cumplir no más. Se ha demostrado que de los Estados coloniales no podemos esperar nada. Al final, seguimos solo siendo parte del folclore”.

Por otro lado, como reporta Diario UChile, se marginaron del proceso “reconocidos líderes indígenas como el werken del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcaman, quien mencionó en septiembre del año pasado que ‘este proceso constituyente no es más que un acto aparente para mantener la situación tal como ha sido’”, agregando que “[e]sa es la razón por la que nosotros no hemos participado ni muchas organizaciones que tienen trayectoria en la defensa y promoción de derechos indígenas. Sí concurrió el grupo de los clientes de los partidos políticos”.

No obstante la autoexclusión de sectores de los pueblos originarios, el sacerdote jesuita David Soto y el académico Claudio Fuentes en respectivas columnas han defendido la relevancia representativa de los resultados del proceso. Escribiendo en La Tercera, Soto explicó que “[e]l proceso que dio origen a este documento fue impugnado por los grupos más movilizados, los llamados ‘extremistas’ del Movimiento Mapuche, quienes finalmente se restaron del proceso”. En su opinión esto influyó en las opiniones que finalmente fueron recogidas en la sistematización son resultado de “las deliberaciones de los pueblos indígenas que dentro del marco institucional democrático y con espíritu cívico acogieron el llamado a construir una nueva carta constitucional”, que en su opinión “ya no son demandas solo del pueblo mapuche sino también de los otros siete pueblos indígenas que existen en Chile, y que están aún más invisibilizados que los mapuche”. Más aún, tales demandas coinciden con las “que han sido adjudicadas a los mapuche ‘extremistas’. A saber: reconocimiento constitucional, estado plurinacional, autonomía/autodeterminación y territorialidad entre otros”.

Por su parte, Fuentes, en una columna en El Mostrador, provee respaldo a la conclusión anterior, en el sentido de que las demandas destacadas en los resultados del proceso constituyente indígena son transversales en los pueblos originarios , y no “el simple reflejo de una minoría sobreideologizada que asistió a estos encuentros”. Cita a este respecto la encuesta del Centro de Estudios Interculturales e Indígenas, en la que “de los entrevistados indígenas, el 87,7% se manifestó a favor del reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas, el 85,1% estuvo a favor de ser consultados en proyectos de inversión, el 80% se mostró a favor de que se les devolviesen tierras, el 72,9% estuvo a favor de que algunos territorios sean administrados por ellos y 69,6% señala que debiesen existir cupos reservados para indígenas”.

El reportaje de El Desconcierto recoge una opinión más crítica respecto de los resultados del proceso por parte del académico José Marimán, quien sostuvo que el proceso fue “deficiente” y que en él se recogieron “bonitas declaraciones, celestiales incluso” de los participantes pero que “revelan no tener bases sólidas para imaginar cómo resolver el problema o confrontación étnica en desarrollo en Chile”. Esta opinión contrasta con la de Fuentes, quien destacó, por el contrario, “el nivel de especificidad de las propuestas” recogidas en la sistematización, en la que se pueden encontrar “recomendaciones muy específicas e institucionales”. En este sentido enfatiza que “[n]o fue una declaración de principios sino que, más bien, un programa concreto y aterrizado de sugerencias”. Ejemplifica el punto observando que “cuando se habla de un ‘Estado Plurinacional’, se especifica que esta definición implica reconocer la diversidad cultural, garantizar la autodeterminación, fortalecer las estructuras organizativas y representativas. Cuando se habla de ‘Autodeterminación’, se consideran aspectos muy concretos, como el derecho a la consulta previa de carácter vinculante, el derecho al territorio y la administración autónoma, y el derecho consuetudinario y el sistema jurídico”.

Opiniones en medios

Entrevista a Lucas Sierra. En entrevista para el Diario Financiero, el exintegrante del Consejo Ciudadano de Observadores y subdirector del Centro de Estudios Públicos Lucas Sierra  realizó una crítica política al proceso constituyente y a las expectativas que estarían asociadas a él. Haciendo eco de la crítica desde sectores de derecha, Sierra sostuvo que “si hay tanto interés por cambiar la Constitución, el primer paso debió haber sido: ‘esta es mi propuesta sustantiva’ y no mantener el cambio constitucional como un eje que gira en el aire permanentemente”. En relación con el proyecto de reforma al capítulo XV de la constitución, insistió en criticar la incertidumbre del proceso afirmando que “modificar un mecanismos de reforma sin saber lo que se va a reformar, lo encuentro un poquito un salto al vacío”. Finalmente, dio a entender que el Congreso estaría facultado para ejercer el poder constituyente y reemplazar la constitución. En este sentido sostuvo que “[s]i fuera miembro del Congreso me preocuparía” por el hecho de que el proyecto de reforma al capítulo XV radica la elaboración de la nueva Constitución en una Convención Constitucional que trabajaría de manera autónoma respecto del Congreso. A su entender, ello “es como una abdicación de una facultad constituyente, sin tener ninguna razón para ello”.

En una línea similar al espíritu que motiva el proyecto de reforma de un grupo de Senadores que busca modificar algunos aspectos del régimen de gobierno con la intención de acercarlo a un régimen semipresidencial, Sierra observó que “necesitamos mejoras constitucionales, pero no contar el cuento que una nueva Constitución va a arreglar la vida política chilena, que tampoco está en estado terminal. Las mejoras constitucionales son por ley, no son por una nueva Constitución. Lo que sí necesitamos por Constitución es un mejor régimen político”.

Editorial de El Mercurio: En un editorial titulado “Ideario constitucional”, el diario El Mercurio interpela a los sectores políticos de derecha del país con aspiraciones presidenciales a que fijen sus propuestas en materia constitucional “en términos autónomos, propositivos y no reactivos”. El editorial los insta “hacerlo pronto y más nítidamente, para un debate de opinión pública menos entregado a las tentaciones electorales”. En particular, realiza un llamado a que ese sector defienda “las instituciones, derechos y principios de la Constitución vigente” atribuyéndoles un compromiso con la tesis de que ella ha “contribuido al progreso y modernización de la sociedad chilena durante casi tres décadas, y que son fruto de acuerdos y consensos estimables de todos los sectores representados en el Congreso”.

Columna de Patricio Zapata. En una columna en La Tercera, el Expresidente del Consejo Ciudadano de Observadores aborda la cuestión de los derechos sociales, destacando la moderación de las propuestas de los participantes en la etapa participativa del proceso constituyente encabezado por el Gobierno. Critica, en esa línea, los temores de quienes plantearon la idea de que los resultados de encuentros locales autoconvocados generarían una “demagogia constitucional”. En este sentido sostiene que “[t]odos aquellos que vaticinaron […] que los encuentros locales del año pasado terminarían en un frenesí de demagogia constitucional, capturados por operadores de la Nueva Mayoría y, en fin, que no eran otra cosa que una máscara para un informe final maximalista que, supuestamente, ya estaba redactado desde antes de empezar el proceso, debieran reconocer que se equivocaron”.

En atención a la moderación de los participantes en los encuentros del año 2016, recomienda como pasos a seguir el “concordar fórmulas de reconocimiento eficaz de los derechos sociales que no impliquen gobierno de los jueces ni ruina fiscal. Contamos para ello con la anotada moderación de la inmensa mayoría”.

Columna de Fernando AtriaEn una columna en El Mercurio, titulada ““¿Qué aprendemos de la Nueva Mayoría?”, el académico y exprecandidato presidencial del Partido Socialista hace un balance de la gestión de la coalición gobernante. Dentro de su balance destaca dentro del programa de transformaciones políticas el cambio de la actual Constitución, lamentando que a pesar de que tuvo un inicio participativo el proceso constituyente “volvió a procedimientos que solo se puede modificar lo que la derecha aprueba”, en referencia implícita a los quórums de aprobación de proyectos de reforma constitucional como el del capítulo XV.

 

Novedades académicas

Eventos realizados. El 30 de mayo se realizó el seminario “Cambio Constitucional en Chile: ¿Hacia Dónde Vamos?” organizado por CLAPES UC. En él participaron los exintegrantes del Consejo Ciudadano de Observadores Patricio Zapata y Arturo Fermandois, el Ministro Secretario General de la Presidencia Nicolás Eyzaguirre, el Exministro del Interior Jorge Burgos, y el constitucionalista Javier Couso, entre otros. [Nota de CLAPES y links a presentaciones]

Eventos futuros: El Instituto de Investigación en Ciencias Sociales de la Universidad Diego Portales abrió la convocatoria para presentar ponencias en el Coloquio “Constitución: El poder de formar modos de vida”, el que se realizará los días 2 y 3 de noviembre. La fecha límite para recibir resúmenes o ponencias es el 16 de julio. [Más información]